VUELTA A ESPAÑA | ETAPA 2 Vuelta a España 2020 hoy, etapa 2: perfil y recorrido


La Vuelta continúa, y en la segunda jornada la carrera llega a Navarra, que sufrirá un cierre perimetral. Los protocolos se siguen a rajatabla.

La Vuelta era consciente antes de empezar que debería transcurrir por zonas muy afectadas por la pandemia. La evolución de la enfermedad ha sido una de sus grandes preocupaciones en sus fechas previas ya que se iban a vivir situaciones como la de hoy: jornada en Navarra, territorio que a partir de mañana vivirá un cierre perimetral para controlar la expansión del virus. Aunque en todo momento, el estricto protocolo de la carrera ha convencido a las autoridades estatales y autonómicas.

Ya en la etapa de ayer, desde primera hora, se vio la seriedad con la que se ha tomado las restricciones sanitarias. Los autobuses de los equipos llegaron a su zona reservada cerrada a cal y canto para proteger la burbuja. Ni rastro de la típica nube de público que solía rodear los autobuses en busca de autógrafos y selfies. Muchos menos medios que de costumbre, hablando con los corredores detrás de una valla, aunque quizá lo más llamativo fue el control de firmas, en el que ya no hay bolígrafo o rotulador con el que hacerlo, sino una especie de cámara. Se trata del novedoso sistema implantado por Movistar, que reconoce los rostros de los ciclistas a pesar de que iban cubiertos con las máscara. La carrera arrancó tras un minuto de silencio y en el puerto final no hubo público.

Satisfechos. "Estamos contentos de cómo ha ido la primera etapa. Nos demuestra de lo que hemos sido capaces, pero sin ningún júbilo porque aún queda mucho. La gente se ha quedado en casa y hay que agradecérselo", analizó Javier Guillén, director de la carrera, para AS. Las modificaciones también se notaron en la ceremonia de podio, en la que se limitó al máximo cualquier tipo de contacto: sin saludos, sin azafatas, con la única presencia de Óscar Pereiro y con los ciclistas líderes de cada clasificación saliendo a escena ya con los maillots identificativos.

Esa es la línea que se quiere seguir hoy en la delicada etapa navarra, que deportivamente tiene gran interés por la presencia de San Miguel de Aralar a 17 km de meta. Una ascensión dura (9,4 km al 7,9%) que cuenta con unas rampas muy exigentes por encima del 15% y tramos de cemento que hacen que las bicicletas se agarren mucho más. Desde ahí, se descenderá a Lekunberri por una bajada que, si la climatología no acompaña, también puede ser decisiva.

Fuenete:www.as.com

Comentarios