VUELTA A ESPAÑA | ETAPA 16 Roglic caza seis segundos antes de la decisiva Covatilla


Magnus Cort Nielsen ganó en Ciudad Rodrigo por delante del esloveno. El Movistar preparó la llegada a Valverde, que cruzó quinto. Este sábado decide la Vuelta.

La Vuelta a España llega a la batalla definitiva: La Covatilla. Serán 178 kilómetros, con seis puertos de montaña y final en alto en la estación bejarana. La jornada decisiva antes de la coronación del domingo en Madrid, sin público por petición expresa del Ayuntamiento y de la Vuelta. La etapa de Ciudad Rodrigo era la penúltima oportunidad de poner en apuros al maillot rojo, Primoz Roglic, pero el esloveno no sólo salió intacto, sino que además aumentó seis segundos de bonificación gracias a su segunda plaza, detrás del danés Magnus Cort Nielsen. El Ineos de Richard Carapaz y el Movistar de Enric Mas tensaron la carrera en los últimos kilómetros, en descensos y toboganes, en busca del viento, de cortes, de la sorpresa… Pero no hubo estacazo final. La estaca la sacó Roglic.

En el camino, el Burgos BH había lanzado sus penúltimas balas. Y lo hizo con fuego de metralla, con un ataque a tres. De los seis integrantes de la escapada del día, la mitad eran del equipo cardenalicio, animado por el territorio castellano. Casi en casa. El Burgos es una formación agradecida con la invitación de la Vuelta, y también con la Diputación que tanto apuesta por el ciclismo, con una carrera internacional de élite y con la salida de la Vuelta ya comprometida para el próximo año desde el interior de la Catedral. Sus ciclistas siempre participan en aventuras imposibles, que alguna vez se han convertido en realidad. En 2019 lo saboreó Ángel Madrazo con una victoria en Javalambre. El Gorrión fue uno de los protagonistas de la fuga, junto a sus compañeros Juan Felipe Osorio y Jesús Ezquerro, pero se fueron descolgando de uno en uno. Las piernas no ruedan tanto este año. Sí el corazón.

Mientras que los burgaleses caían, Rémi Cavagna insistía. Al francés le llaman el TGV de Clermont-Ferrand, el Tren de Alta Velocidad, por su vigor y su constancia. Cavagna es un asiduo en las fugas, lo intenta prácticamente todos los días, incluso en las contrarrelojes. Su fortaleza no disminuye en solitario, como demostró este viernes en su pulso final contra el grupo principal, o el año pasado cuando se impuso en Toledo a una decena de escapados. Cavagna ya parecía atrapado tras el alto del Robledo, pero siguió pedaleando, primero solo, luego con Robert Stannard, después otra vez solo… Mantuvo durante varios kilómetros una quincena de segundos sobre un pelotón liderado por el Movistar. Un hombre contra un equipo. Poderoso. A 2 kilómetros cedió su empeño. Ejemplar.


La Vuelta a España partió hoy de Salamanca en dirección a Ciudad Rodrigo. Hoy se mantendrá en tierras salmatinas, con final en La Covatilla. ©️Charly López

El Movistar preparaba la llegada para Alejandro Valverde, un homenaje para un ciclista que tanto ha dado al ciclismo español y que todavía no se ha estrenado en la actual temporada. Los 40 años pesan. Al esfuerzo final para capturar a Cavagna se unió el ataque de otro francés, Bruno Armirail, que acabó de desmontar al equipo telefónico. Su penúltima baza, José Joaquín Rojas, dejó el esprint para su paisano demasiado lejos. Valverde arrancó, con esa clase de siempre, pero sin la fortaleza de antaño. Le rebasaron cuatro corredores. Entre ellos el danés Magnus Cort Nielsen, que logró su tercera victoria en la Vuelta tras las dos conquistadas en 2016, en Gandía y en Madrid. Un buen velocista, sobre todo en grupos reducidos.

Nielsen batió a Primoz Roglic, que pescó seis segundos de bonificación en río revuelto, que nunca vienen mal en vísperas de la etapa que decidirá este sábado la carrera en La Covatilla. El esloveno afrontará la Sierra de Béjar con 45 segundos sobre Richard Carapaz y 53 sobre Hugh Carthy. La Vuelta se juega en menos de un minuto.

Fuente:www.as.com

Comentarios