La UCI anuncia medidas para mejorar la seguridad de los ciclistas


Grupo de corredores en la segunda etapa de París Niza 2020 (Photo©BettiniPhoto2020)



Con la intención de disminuir al punto mínimo los accidentes en carrera, la UCI emitió este jueves una serie de medidas orientadas hacia la mejora de las condiciones de seguridad en las competencias de ciclismo profesional.

Entre las medidas que podrían entrar en vigencia en la temporada 2021, previa aprobación y revisión por parte del Comité de Dirección de la UCI, se destacan; la creación de un equipo de supervisión para los recorridos de cada competencia, modernización de objetos de protección para obstáculos, así como una revisión más exhaustiva en puntos críticos tales como sitios de meta y una regulación más estricta ante acciones indebidas por parte de corredores, entre otras.

Un punto clave de esta nueva normatividad que pretende implementar la UCI con la aprobación del Consejo de Ciclismo Profesional (PCC) y que seguramente causará discordia, será la posibilidad de poner en rigor las que se podrían considerar ‘posiciones peligrosas’ en la bicicleta (especialmente en descensos).

Las medidas clave aprobadas por el PCC son las siguientes:

– Creación del puesto de Responsable de Seguridad dentro del Departamento de Deportes de la UCI; la persona en esta función se dedicará a la seguridad y la supervisión de la seguridad en los eventos del Calendario Vial Internacional de la UCI;

– Refuerzo de la obligación de todos los organizadores de eventos de nombrar y capacitar a un Gerente de seguridad del evento; la UCI desarrollará el contenido de la misión del Gerente de Seguridad de Eventos y establecerá un sistema de certificación basado en la experiencia y la formación;

– El establecimiento, con la colaboración de un proveedor de servicios externo con experiencia en recopilación y análisis de datos, de una base de datos de incidentes y accidentes ocurridos en los principales eventos del UCI WorldTour en los últimos cinco años, lo que permite una focalización más eficaz de las acciones tomado por la UCI por seguridad en carrera;

– Introducción, de nuevo con el apoyo de un proveedor de servicios externo y con la ayuda de nuevas tecnologías, de una herramienta que permite al organizador beneficiarse de una evaluación de riesgos en la ruta propuesta varias semanas antes del inicio del evento; esta herramienta permitirá a la UCI y a los organizadores orientar sus acciones para garantizar la seguridad de la ruta de la carrera e identificar riesgos potenciales antes de los eventos;

– Revisión, con miras al refuerzo, de las medidas de seguridad incluidas en varias guías publicadas por la UCI para diferentes partes interesadas (organizadores, conductores, reguladores, producción de televisión, equipos, etc.) cuando sea necesario;

– Mejora y modernización de las especificaciones relativas a los elementos de protección contra obstáculos utilizados a lo largo del recorrido, así como la armonización de la señalización utilizada a lo largo de la ruta de carrera;

– Mejora de la comunicación con los corredores cuando se toman decisiones importantes, así como la creación de un protocolo más detallado sobre la neutralización de eventos;

– Seguridad mejorada en los sectores delicados, especialmente la zona de meta y sus líneas de barricadas, con el establecimiento, liderado por expertos, de un conjunto de estándares para las barreras utilizadas en la final de eventos, en particular para sprints de grupo; tales normas deben establecerse necesariamente en consulta con las partes interesadas y teniendo en cuenta las características del ciclismo profesional moderno;

– Regulaciones más estrictas sobre la conducta potencialmente peligrosa de los ciclistas, como arrojar botellas de bebida en la carretera o dentro del pelotón (que pueden representar un peligro para los ciclistas que lo siguen) y tomar posiciones peligrosas en la bicicleta (especialmente en descensos);

– Revisión del reglamento sobre el descarte de residuos y objetos fuera de las zonas específicas, con las sanciones correspondientes;

– Mejor supervisión cuando se trata del uso de equipos por parte de equipos que podrían causar diversos problemas (por ejemplo, frenos de disco y portabidones); Se pedirá a la Comisión de Equipamiento de la UCI que trabaje en estos temas específicos con expertos de la industria y las diferentes partes interesadas del deporte;

– Directivas más estrictas para la conducta de los diferentes miembros del convoy de carrera (motociclistas, conductores de vehículos y también pilotos de helicópteros de televisión);

– Establecimiento de un libro de registro que permitirá el seguimiento de la experiencia de los conductores y eventualmente conducirá a la aplicación de un sistema de puntos de licencia para los conductores del convoy de carreras;

– Establecimiento de una sesión informativa más detallada y estructurada para todos los conductores antes del inicio de cada evento, que será dirigida conjuntamente por el presidente del Panel de Comisarios y el organizador.

El presidente de la UCI, David Lappartient afirmó: “Las medidas anunciadas hoy nos permiten dar un importante paso adelante en el refuerzo de la seguridad en las carreras de ruta, que ha sido una de las principales prioridades de la UCI durante varios años. El ciclismo ahora tiene un plan de acción sólido, que continuaremos mejorando en consulta con todos los involucrados«.

Fuente:www.revistamundodeportivo.comu

Comentarios