Mikel Landa, 'al dente': Arranca más fino que nunca en estas fechas una campaña marcada por el Giro de Italia

El del Bahrain debuta este miércoles en el Trofeo Laigueglia


Mikel Landa, con su nuevo maillot

NACHO LABARGA

Hoy arranca la temporada para Mikel Landa. El corredor vasco, que pretendía debutar en la Vuelta a Andalucía, ha visto cómo la pandemia volvió a cambiar sus planes. Aún así, el cambio no supone ningún contratiempo real para un ciclista vasco que empieza con ánimos renovados un 2021 diferente para sus intereses.

El líder del Bahrain Victorious ha centrado el tiro en el Giro de Italia, una carrera donde ya hizo podio en 2015. Su objetivo es volver a subirse en el cajón de una ronda transalpina donde Bernal, Yates, Almeida, Nibali, Vlasov y Evenepoel (si finalmente se recupera a tiempo) serán sus grandes rivales.

Tan sólo hay 38 kilómetros contra el reloj y eso favorece a un ciclista vasco que, de llegar con aliento a la última crono de Milán, podría volver a disfrutar de un hueco en el podio. Pero, para llegar a ese escenario, Landa va a ir cumpliendo pasos. Los primeros llegarán en la propia Italia. Hoy se ajustará por primera vez un dorsal en el Trofeo Laigueglia, que este año presentará una inscripción de lujo con Bernal, Quintana, Nibali, Pinot y compañía. Allí estará acompañado por Pello Bilbao, uno de sus mejores escuderos. Para ambos será el primer toque de prueba antes de GP Industria & Artigianato, que se disputará el domingo.

Será otro test de un día antes de afrontar Tirreno, la Itzulia y el Tour de los Alpes como previa de la Corsa Rosa. Landa arranca más tranquilo que nunca después de tres meses de parón de los cuales dos de ellos ha estado concentrado (con dos estancias en el Levante y otras dos en Canarias). Como mostró en una foto en redes, el vasco está más fino que nunca (más o menos dos kilos por debajo de su peso idóneo con el que va al Tour).

Sin sobresaltos

En 2020 sufrió un accidente en febrero que trastocó de alguna manera su inicio de curso. Este año, por suerte, no ha sufrido ni un simple catarro. Su ilusión es máxima y el plan pasa por ir cogiendo el tono para asaltar el podio del Giro intentando conseguir antes algún triunfo en País Vasco o Tirreno. Sobre el Tour, en un año tan rato que incluye los Juegos, aún no quiere pensar demasiado.


Mikel Landa, en el último Tour de Francia. EFE

Solventar sin lesiones ni sobresaltos estas primeras pruebas italianas, donde reconocerá algunas etapas del Giro, es su objetivo dentro de una campaña que se presupone apasionante y donde, como hoy, compartirá a veces pelotón con su 'otro equipo': el Euskaltel Euskadi que preside.


Fuente:www.marca.com

Comentarios