Mostrando las entradas con la etiqueta DIETETICA. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta DIETETICA. Mostrar todas las entradas

12 de marzo de 2020

Las 10 falsas creencias de la alimentación de un ciclista

“¿Has oído que Juan va como una moto porque come esto? A mí me ha contado que ha afinado un montón comiendo esto otro”. Una conversación que podríamos oír en cualquier grupeta y que provoca que muchos cometan auténticas tropelías con su nutrición.
Yolanda Vázquez Mazariego



Entre pedalada y pedalada nos ponemos al día de lo que pasa en nuestra vida, en el mundo, en la oficina y nos intercambiamos recetas y trucos de nutrición deportiva para nuestros entrenos, perder peso, ganar energía, ahorrar dinero, etc. Casi todo lo nos cuentan o contamos tiene sentido, pero a veces se van propagando consejos poco saludables que nos pueden dejar en la cuneta sin energía en el mejor de lo casos o en la consulta del médico en el peor. Así que este mes hemos puesto la oreja en el carril bici para ver lo que se dice en radio macuto y darle un repaso a lo que más le conviene al ciclista.


1. ENTRENAR EN AYUNAS ADELGAZA Y AYUDA A MEJORAR LA RESISTENCIA.



Esta moda no es nueva, en realidad viene del mundo del boxeo de principios del siglo XX, cuando al estilo Rocky se salía a correr casi al alba sin nada en el estómago, para conseguir dar el peso en la báscula antes del combate. Lo continuaron aplicando corredores y maratonianos, más o menos bien cuando hay que correr apenas una hora. Los triatletas también a la hora de entrenar la carrera y sesiones cortas de bici y de ahí llegamos al ciclismo, donde ha sido la responsable de pájaras más que sonadas. Aquí el problema es que no se puede aplicar si el ejercicio es prolongado y para muchos, salir menos de una hora es como no hacer nada. ¿Funciona? Si lo haces bien, sí. Eso significa que tienes que salir tempranito, sin comer nada, pensando en rodar no más de 45 minutos, según tu resistencia al hambre y a la fatiga. Una modificación que podemos hacer es salir en ayunas pero llevando una bebida con carbohidratos en el bidón y algo de comida energética en el maillot para comer tras los primeros 40 minutos y poder seguir pedaleando con energía. Cuidado, no a todo el mundo le va bien y no se adelgaza si al llegar a casa te das el desayuno de tu vida, que tanto entrenamiento en ayunas te da mucha hambre.

2. EVITAR LA GRASA A TODA COSTA.


La grasa ha dejado de ser el enemigo de los deportistas, ahora el enemigo parecen ser los azúcares, especialmente el azúcar blanco. Hay que pensar que la grasa es un nutriente esencial para la alimentación humana, no se puede eliminar de la dieta completamente, menos ahora que tenemos varias grasas saludables al alcance. Evita las grasas saturadas animales de carnes como: cordero, cortes grasos tipo chuletón, secreto, pluma ibérica, embutidos, salchichas, panceta, etc. y come cada día grasas saludables monoinsaturadas como las del aceite de oliva, frutos secos y aguacate; o poliinsaturadas como las de los pescados de agua fría. Y si de vez en cuando te tomas una tapa de ibérico o un chuletón, ¡tampoco te va a pasar nada malo!

3. CUANTOS MÁS CARBOHIDRATOS, MÁS ENERGÍA EN BICI.


Esa pasión por la pasta es típica de ciclistas y maratonianos… y de italianos. Sinceramente, hay un abuso de carbohidratos en la alimentación ciclista, que puede ser un problema si la dieta no es equilibrada porque hay demasiados alimentos ricos en este nutriente y pobres en vitaminas, minerales, fibra, proteínas, grasas. Mi consejo es que intentes que en el plato haya un 60% de carbohidratos como pasta, arroz, patatas, cereales, mejor en su versión integral, al dente o poco cocida, un 30% de proteínas en forma de carnes, pescados, lácteos, huevos, legumbres, a la plancha o al vapor, y un 10% de grasas en forma de aceite de oliva, pescados azules o frutos secos. ¿Es difícil? Sí, al principio cuesta, pero luego le coges el truco y te conviertes en un experto chef deportivo.

4. LA FIBRA Y LOS CEREALES INTEGRALES PUEDEN PROVOCAR PROBLEMAS DIGESTIVOS EN LA BICI.


Al hilo del punto anterior, el ciclista clásico se alimenta de carbohidratos refinados como pan, arroz y pasta, y no suele comer alimentos ricos en fibra como las versiones integrales de éstos, nuevos cereales como quinoa, amaranto, espelta, kamut; y legumbres como soja, garbanzos, lentejas, alubias, etc. La fibra no tiene porqué ser indigesta, es un nutriente básico para el equilibrio intestinal, y aunque vayas al baño todos los días, la necesitas para lograr una flora intestinal sana y un sistema inmunológico fuerte que te proteja de infecciones. ¿Cómo evitar los gases y digestiones pesadas? Tomando alimentos frescos con fibra como las frutas con piel en ayunas, hirviendo bien las legumbres y cereales integrales enteros o tomando pan integral con levadura madre. Al principio puedes notar molestias, pero en cuanto tu flora intestinal se reequilibre lo digerirás mejor.

5. MEJOR NO TOMAR LECHE NI OTROS LÁCTEOS.


Esta moda viene porque según algunas publicidades la mayoría de los europeos somos intolerantes a la lactosa, el azúcar de la leche, o no producimos suficiente enzima lactasa para digerirla. Para mí, la leche y lácteos son una buena fuente de proteínas animales, calcio y vitamina A y D, entre otras. Hay mucha bibliografía bloguera sobre el tema de los lácteos. Nuestra opinión es que si llevas toda la vida tomándolos y nunca has tenido problemas, no debes dejar de tomarlos. Si quieres probar a prescindir de ellos durante una semana y ver si te encuentras mejor, tienes más energía, digestiones más ligeras, menos gripes o infecciones, etc. En caso de que así sea puedes sustituir la leche por aquellas vegetales como las de almendra, arroz, soja, leche de cabra -menos lactosa-, quesos, requesón y yogures -con probióticos y menos lactosa-. Cada persona es diferente, y a veces lo que nos sienta mal un día en bici, nos sienta bien en el día a día normal, o al revés.

6. ANTES DE SALIR A PEDALEAR TE PUEDES HINCHAR A DESAYUNAR.



Con dejar pasar un par de horas para hacer la digestión, algunos ciclistas utilizan la excusa de que hay que llenar bien los depósitos de energía con desayunos pantagruélicos donde cualquier alimento está permitido, desde las tostadas con mantequilla, a la panceta, pasta con tomate, huevos fritos, etc. Es una falsa leyenda que tiene su origen en lo que algunos ciclistas hacían hace años antes de las etapas.

7. EN BICI SE QUEMA TODO LO QUE SE COME.


La ciencia del metabolismo no es exacta, e igual que hay ciclistas que comen de todo, mucho y mal y están delgados y van como motos en bici, otros comen poco y bien y no adelgazan ni mejoran sus tiempos. La genética manda en el mundo del adelgazamiento, y si quieres afinar, no basta con entrenar 3 o 4 horas en la bici e ir al gimnasio. También tienes que cuidar tu alimentación, ajustar las calorías que tomas cada día y evitar alimentos ricos en grasas y azúcares sencillos. A veces pensamos que hemos quemado muchas calorías en una ruta de 3-4 horas en bici, y compensamos comiendo más, muchas veces duplicando el número de calorías que en realidad hemos consumido por lo que obtenemos el efecto contrario.

8. LA CERVEZA ES BUENA PARA HIDRATAR EN LAS PARADAS.


En los tiempos de Bahamontes, la paradita en el bar del puerto para tomar la caña y el bocata de chorizo era casi obligatoria entre profesionales y aficionados, los tiempos han cambiado y, batallitas aparte, ahora tienes una razón muy importante para no beber cerveza en bici, que es la misma por la que no bebes si tienes que conducir en coche. Está prohibido y es peligroso. En cuanto a lo tomar la caña después de entrenar, ya duchados y con la bici en casa, no hay problema siempre que sea con mesura. El buen ambiente de la grupeta se hace en esas quedadas cuando no nos falta el aire para respirar y podemos hablar y bromear, además de que las parejas que no van en bici o no van al mismo ritmo puedes participar también de las historias.

9. SI VAMOS JUSTOS DE TIEMPO PARA DESAYUNAR, UN CAFÉ NEGRO Y A PEDALEAR.

Es bastante habitual, y como también te ayuda a perder peso en forma de grasa, cada vez es más popular. La cafeína es un buen estimulante que ayuda a movilizar los depósitos de grasa y a aumentar la resistencia durante el ejercicio, incluso reduce la sensación de fatiga y cansancio. El problema es que no se puede mantener un nivel de energía constante sin combustible en los músculos, por mucha grasa de reserva que guardemos en el michelín y que queramos eliminar. El cuerpo no es una máquina perfecta y necesita tiempo y entrenamiento para movilizar los depósitos de grasa y transformarlos en glucosa en las células musculares. Si te pasas tomando sólo café, lo normal es que acabes con una buena pájara, que se podían haber evitado con un desayuno equilibrado una hora antes de salir en bici.

10. AMOR/ODIO A LAS PROTEÍNAS.


En el ciclismo hemos pasado de evitar las proteínas a tomar batidos recuperantes ricos en éstas en cuanto llegamos a casa para mejorar la absorción de aminoácidos y cuidar la musculatura. Da igual la corriente con la que te identifiques, a favor o en contra de este nutriente, las proteínas son esenciales y hay que cuidar su ingesta. Así que ni debemos obviarlas y ni abusar de ellas. El equilibrio es complicado aunque nuestro consejo es que incluyas alimentos proteicos en cada una de las comidas que debes hacer al día escogiendo aquellos alimentos ricos en proteínas completas como los lácteos, huevos, pescados, carnes rojas magras y de aves. También puedes incluir aquellas menos completas de origen vegetal en forma de frutos secos, legumbres o cereales integrales.

Fuente:www.ciclismoafondo.es

10 de enero de 2020

4Life Transfer Factor ®-LO QUE4 NECESITAS PARA UNA MEJOR SALUD


4Life Transfer Factor ®

Llevando el Factor de Transferencia al Mundo ®

Los factores de transferencia son la sabiduría inmune de la naturaleza, que ayudan a su cuerpo a reconocer, responder y recordar posibles amenazas.¿Qué son los factores de transferencia?

¿Qué son los factores de transferencia?

A diferencia de los suplementos comunes que se encuentran en todas las tiendas naturistas, los factores de transferencia no son vitaminas, minerales o hierbas (sustancias que agregan nutrientes a su cuerpo). En cambio, son moléculas que transfieren la memoria inmune y el conocimiento de una entidad a otra, y son parte de un enfoque innovador para el apoyo del sistema inmune.

¿Qué investigaciones se han realizado sobre los factores de transferencia?

En las décadas transcurridas desde el trabajo pionero del Dr. Lawrence sobre los factores de transferencia, los investigadores y las instituciones han gastado un estimado de $ 40 millones para estudiar los factores de transferencia y han publicado cientos de artículos científicos que documentan las formas en que impactan el sistema inmunológico.

Un estudio independiente informó que 4Life Transfer Factor ® Tri-Factor ® Formula y 4Life ® Transfer Factor Plus ® Tri-Factor ® Formula impulso actividad de las células asesinas naturales hasta en un 283% y 437%, respectivamente. * 1 

¿Cuándo se descubrieron los factores de transferencia?


En 1949, el Dr. H. Sherwood Lawrence, inmunólogo de la Universidad de Nueva York, determinó que una respuesta del sistema inmunitario podía transferirse de un donante a un receptor a través de un extracto de glóbulos blancos. Llegó a la conclusión de que estos extractos contenían un "factor" capaz de transferir la información de inmunidad del donante al receptor.Posteriormente, el Dr. Lawrence acuñó el término "factor de transferencia". 



En 1998, los fundadores de 4Life ® David y Bianca Lisonbee autorizaron la patente para extraer factores de transferencia del calostro de vaca. La introducción de 4Life Transfer Factor ® Classic abrió la puerta a una nueva categoría de productos de apoyo al sistema inmunológico. El compromiso de 4Life con la investigación del factor de transferencia ha elevado progresivamente el estándar para la suplementación moderna del sistema inmunitario.

PRODUCTOS A LA VENTA
Ingresar al siguiente Link

https://www.4life.com/10725358


28 de diciembre de 2019

DIETÉTICA Los 10 mejores alimentos de un ciclista para el invierno

Con el final de la temporada y la llegada del mal tiempo, no tienes por qué aparcar tu bici en el trastero y tumbarte en el sofá a echar barriguilla. Siempre es posible salir a rodar. Si cuidas tu alimentación en estos meses, llegarás al comienzo de la nueva campaña en mejor forma y sobre todo con mejor salud.
Yolanda Vázquez Mazariego/Fotos Pixabay 

Aliméntate correctamente este invierno

En invierno apetecen platoscalientes, espesos y reconstituyentes. Llega el tiempo de los platos de cuchara como caldos, sopas, estofados, guisos ylegumbres. Muchos ciclistas ganan pesoporque dejan de entrenar, comen más cantidad y alimentos con más grasas y calorías. Inclusos los ciclistas profesionales suelen coger 2-3 kilos en la pretemporada, pero ellos están habitualmente muy por debajo de su peso durante el año.

Aparte, luego no tardan nada en quitarse los kilos cuando empiezan a entrenar en serio. En cambio, los que somos ciclistas aficionados, no solemos tener esa genética de tirillas y debemos cuidar lo que comemos en invierno, adaptando nuestra alimentación a los entrenamientos más ligeros sin dejar de disfrutar de los platos calientes de cuchara.

ALIMENTA TUS DEFENSAS

El invierno también es tiempo de gripes, y no hay nada peor para un ciclista que verse en la cama por unos días, perdiendo las rutas programadas o las sesiones de gimnasio o rodillo. Los virus y las bacterias que provocan estas enfermedades están ahí, no podemos evitarlos porque entramos en contacto con ellos cada día. Lo que sí podemos hacer es reforzar el sistema inmunológico para evitar las infecciones. Dormir sufi cientes horas, evitar estrés y ansiedad. Si a ello le sumamos una buena alimentación, tenemos las mejores armas para reforzar las defensas.


Aliméntate correctamente este invierno

Hay alimentos muy habituales en nuestra dieta mediterránea que contienen vitaminas, minerales y sustancias naturales que ayudan a tener unas buenas defensas de cara al invierno. Muchos de ellos son alimentos de temporada que la naturaleza nos regala cuando empiezan los fríos. Aquí tienes una lista de los alimentos de invierno que te ayudarán a mejorar tu sistema inmunitario, a prevenir las infecciones y a reponerte mejor en el caso de que acabes enfermando.

1LIMÓN

Un cítrico muy ácido por su alto contenido en vitamina C o ácido ascórbico que un agente antioxidante muy potente a la hora de reforzar las defensas. Va acompañada de ácido cítrico, que le da la acidez y tiene función antiséptica -mata bacterias, virus y hongos- además de aceites esenciales como limoneno que proporciona ese olor característico. También mantienen lejos las infecciones de virus y bacterias de gripes, catarros, constipados, etc. Por si fuera poco, el limón tiene un alto contenido en flavonoides, unas sustancias vegetales con propiedades medicinales, que refuerzan los tejidos blandos y tienen función antiinflamatoria.

Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarlo? El zumo de un limón en ayunas refuerza las defensas y te ayuda también a reducir la inflamación, ya sea por ejercicio, lesión o por enfermedad.

2 UVAS

Al empezar el otoño llega la vendimia. En nuestra geografía contamos con una gran variedad de esta fruta: uvas rojas, blancas, verdes, rosadas, dulces, ácidas... La uva es una fruta muy depurativa y energética, una fuente de fructosa y otros azúcares, fibra y vitaminas. En el hollejo están sus propiedades medicinales, el ya famoso resveratrol, una sustancia de gran potencia antioxidante, sobre todo en las uvas rojas y en el vino tinto. Por su parte las pepitas concentran vitamina E, también con efecto antioxidante, y fibra. Se utilizan para obtener aceite de pepita de uva, muy hidratante, de sabor suave y con un buen contenido en grasas cardiosaludables.




Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarlas? Mejor frescas, de temporada, variando los colores para no tomar siempre las mismas. Si puede ser en ayunas, perfecto. Son perfectas para hacer una dieta depurativa que elimine toxinas. Toma uvas durante 24 horas, empezando a las 14h, después de una comida de mediodía, hasta el día siguiente a esa misma hora cuando recuperaremos nuestra dieta habitual.

3 CALABAZA

El brillante color naranja de esta hortaliza tradicional de las estas de Halloween, ya nos da una pista de que es muy rica en betacarotenos, un tipo de vitamina A que ayuda a mantener la piel y las mucosas, como las que recubren la nariz y vías respiratorias, sanas. De esta forma resisten y nos protegen mejor de los gérmenes, ya que son la primera barrera ante una infección. La calabaza además es rica en bra que no sólo sirve para ir al baño todos los días sino que también ayuda a mantener la flora intestinal sana. 



Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarla? Puedes añadir la calabaza a sopas y purés, da un color y sabor dulce muy especial. También puedes probarla al horno, está muy rica, y por supuesto, para los golosos, que no se pierdan la repostería casera con calabaza. Merece la pena el esfuerzo de cocinar para disfrutarla.

4 ZANAHORIA

Otra hortaliza de invierno, en este caso una raíz, que es de color naranja por su alto contenido en betacarotenos. Como en el caso de la calabaza, también ayuda a la piel y mucosas. Por otro lado, mejora la agudeza visual nocturna, pues también contiene luteína, otro carotenoide que ayuda a ver mejor de noche, mejora la visión borrosa, previene las cataratas y la degeneración macular. En el caso de los que montamos en bici, una buena visión es muy importante para evitar problemas en carretera.


Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarla? Pues mejor cruda, rallada o en zumo, y si no, añade zanahoria a tus platos de verdura, sopas, purés y por supuesto, no te pierdas la tarta de zanahoria casera.

5 PESCADOS DE INVIERNO

Lubina, besugo, bacalao, etc. El invierno nos regala pescados blancos ricos en proteínas y aunque con menor contenido en* ácidos grasos omega-3 *que los pescados azules, también aportan esta grasa saludable que reduce la inflamación de los tejidos y mejora la elasticidad, ayudando a prevenir lesiones. Es importante que los ciclistas tomemos al menos 5 raciones de pescado a la semana. Las nuevas recomendaciones en nutrición deportiva hablan incluso de tomar pescado todos los días, como una fuente de proteína animal saludable y baja en grasas.

Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarlos? A la plancha, al horno, al grill, sin salsas ni rebozados. Preferiblemente fresco, y si no puede ser, congelado de buena calidad.

6 ESPINACAS

Esta verdura de hoja verde es muy rica en betacarotenos como la luteína que comentaba antes en la zanahoria. También es una buena fuente de fibra que ayuda a mantener el sistema inmunitario digestivo sano. Aunque la espinaca no es tan rica en hierro como nos hizo creer Popeye, pues es hierro vegetal y se absorbe peor, no deja de ser un aporte de este mineral lo que ayuda a la oxigenación de los músculos y a prevenir las anemias ferropénicas. 

Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarlas? En ensalada de hojas frescas, cocidas ligeramente y aliñadas con zumo de limón para que la vitamina C de este cítrico mejore la absorción de hierro y con aceite de oliva virgen extra que aporta grasas saludables. Evita añadir salsas, rehogados o gratinados con bechamel y queso, que únicamente aportan grasa y hacen perder a las espinacas muchas de sus propiedades.

7 LEGUMBRES

El plato más típico del invierno son unas judías, lentejas o un buen cocido de garbanzos, y es que las legumbres combinan bien con todo y permiten hacer platos únicos, variados y con notable sabor. Hay muchas variedades de legumbres en nuestra geografía, todas ellas son buenas para las defensas, ayudan a regular el colesterol, los triglicéridos e incluso a perder peso, siempre que evites los platos con carnes grasas. Las legumbres son alimentos muy apropiados para los ciclistas en invierno porque son ricas en proteínas, carbohidratos de asimilación lenta, fibra, vitaminas B y minerales como el magnesio, muy importante para la recuperación muscular, y hierro, para prevenir anemias. No nos olvidemos de la soja, una legumbre importada que vino de Oriente y que es rica en fitosustancias.

Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarlas? En guisos, reduciendo la cantidad de carnes grasas y aumentando los ingredientes vegetales. Un plato de legumbres es un plato único. Si se mezcla bien, combinando legumbres con cereales, consigues proteínas completas. Una buena mezcla son las lentejas con arroz. También puedes usar algunos nuevos cereales como alforfón (trigo sarraceno), centeno, cebada, quinoa, amaranto, espelta, etc., y no olvides añadir hierbas o especias para evitar gases como laurel, anís verde, cominos, etc., que además darán buen sabor.

8 BAYAS Y FRUTAS DEL BOSQUE

El invierno nos regala muchos frutos del bosque como moras, frambuesas, arándanos, grosellas, que podemos recoger nosotros o encontrar en los mercados. La cosecha de moras es la más habitual en nuestra geografía, no te la pierdas porque son ricas envitamina C, vitamina E y fibra. Contienen además antocianidinas, unos potentes antioxidantes que les dan el color oscuro y te ayudarán a recuperar músculos y ligamentos aparte de protegerte de las infecciones.

Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarlas? Las moras, frambuesas, arándanos, grosellas, etc., se toman frescas añadidas a yogur, batidos o cereales.

9 SETAS

Hay tanta variedad de sabores y formas que es difícil escoger cuáles son las mejores, pero los aficionados madrugan para conseguir los mejores boletus, champiñones, níscalos, rebozuelos... Si las conoces bien, las puedes recoger tú mismo y si no pide ayuda o vete a una sociedad micológica que te enseñe a diferenciarlas. Las setas son un alimento muy curioso y nutritivo. Ni son carne ni vegetal. Son muy ricas en fibra y agua para ayudar a tu sistema digestivo y eliminar toxinas y metales pesados. También contienen sustancias medicinales que se están estudiando en laboratorio porque inhiben el crecimiento de tumores, por lo que te ayudan a mantenerte libre de enfermedades de todo tipo.

Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarlas? Algunas setas, como los champiñones, se pueden consumir crudas con limón exprimido, pero la mayoría se toman a la plancha o se añaden a caldos y guisos, arroces, pasta, etc. Tanto bayas como setas se pueden congelar después de recoger para disponer de estos alimentos todo el año.

10 JENGIBRE Y CÚRCUMA

Son raíces poco conocidas en nuestra gastronomía, pero tienen un gran efecto antiinflamatorio y antiinfeccioso. El jengibre es de color amarillo y la cúrcuma de color naranja intenso. Ambos tienen un sabor especial, el jengibre picante y la cúrcuma ácido-terroso. No pongas cara rara y prueba a añadir estas raíces orientales a tu dieta, porque notarás enseguida sus efectos energizantes. Verás cómo esquivas mejor la gripe y cómo se reduce el dolor de los músculos y articulaciones después de los entrenamientos intensos, especialmente con frío o después de una temporada de descanso.

Aliméntate correctamente este invierno

¿Cómo tomarlas? Acostúmbrate a tomarlas frescas, mejor en ayunas. Un par de rodajitas de jengibre y de cúrcuma, con un poco de pimienta, que intensifica sus efectos, o aliñadas con limón recién exprimido, te harán mucho más efecto que las vitaminas y minerales. Si ya estás con gripe o catarro, un mordisco a la raíz de jengibre fresca recién cortada te despejará rápidamente la nariz y notarás un alivio casi instantáneo.


Fuente:www.ciclismoafondo.es

13 de octubre de 2019

Descubre las ventajas del óxido nítrico

Revisando la oferta de las distintas marcas de suplementación, o a través de las redes, quizá hayáis oído hablar del último suplemento de moda: el óxido nítrico. Te explicamos qué te puede aportar sobre la bici.
Texto: Marina Rey (Hoyempiezo.es) 

En el mercado podemos encontrar infinidad de suplementos que prometen mejorar tu rendimiento, retrasar la fatiga o acelerar la recuperación. La evidencia científica avala muy pocos, y de estos, sus efectos pueden hacerte mejorar un porcentaje en ocasiones mínimo. Hoy hablaremos del óxido nítrico, una ayuda ergogénica sobre la que empieza a haber cada vez más estudios que demuestran su efectividad.

NITRATOS, NITRITOS Y ÓXIDO NÍTRICO

El nitrato es una sustancia presente en un gran número de alimentos. Se debe hacer una distinción entre nitrato inorgánico vegetal y el nitrito o nitrato de sodio o potasio añadido a productos procesados, como embutidos, pescados ahumados, quesos. Añadiendo estas sales a los alimentos se previene la formación de determinados microorganismos o se mejoran las cualidades organolépticas de estos productos: textura, color, sabor.

El nitrato inorgánico es el que nos interesa como posible suplemento nutricional, encontrándose presente en alimentos vegetales. Tras ingerir esta molécula se convertirá en el organismo en nitrito, gracias a la acción de unas bacterias presentes en la cavidad bucal, pasando posteriormente a circular por la sangre. Si existe una baja cantidad de oxígeno disponible, bien sea por la altura o por el tipo de actividad realizada, el nitrito pasará a convertirse en óxido nítrico en el endotelio vascular, desempeñandoimportantes funciones metabólicas y cardiovasculares.

Fuente:www.ciclismoafondo.es